SEO on page Contenidos

SEO on page Contenidos

Los contenidos son uno de los pilares básicos del SEO. Seguidamente desgranaremos los puntos más importantes en cuanto a contenidos se refiere.

Arquitectura de la información

Entendemos por arquitectura de la información la organización de los secciones y contenidos que componen nuestra tienda online. Para entendernos, estos 5 niveles (4 propiamente transaccionales y el último informacional):

1. Home page

2. Categorías

3. Subcategorías

4. Fichas de producto

5. Blog

Y, además, los otros niveles de URLs no físicas, es decir, los filtros de ordenación y las facetas de filtrado (atributos, precios, marcas…). Por URLs no físicas, entendemos todas aquellas URLs que tienen parámetros como, por ejemplo:

● mitiendaonline.com/categoria1.html?ordenacionAZ=ascendente Una URL física sería, por ejemplo:

● mitiendaonline.com/categoria1.html

Es decir, una URL 100% indexable y que aportaría algo al SEO de nuestra tienda online. Mientras que una URL con parámetros, no aportaría más que un contenido duplicado de “categoria1.html” con una ordenación distinta de los productos que muestra dicha categoría.

Como ves, una tienda online no tiene demasiada complicación a nivel de arquitectura. Es muy sota-caballo-rey. Tenemos:

Home page

La página de entrada donde debemos encontrar las keywords genéricas como “tienda de regalos frikis”, “tienda friki”, “tienda para frikis”

Categorías

Las subhomes donde presentamos productos agrupados por un mismo criterio: “Star Wars”, “Harry Potter”, “Battlestar Galactica”, “Dexter”… o podríamos elegir que el criterio sea otro, poner en categorías “Camisetas”, “Tazas”… y en las subcategorías las series, películas o personajes.

”No escribas descripciones de producto para Google, él no te va a comprar. Piensa en la intención de búsqueda de tu potencial cliente y responde sus necesidades, así Google sabrá lo bueno que eres.”

Subcategorías

Donde presentamos productos agrupados por un mismo criterio dentro de otro criterio: “Varitas de Harry Potter”, “Bufandas de Harry Potter”…

“No quieras aparentar más de lo que eres. Es decir, si vendes 100 productos, no crees infinitas categorías, crea las necesarias pensando en el usuario y en mantener un mínimo de 5-10 productos en cada una.

Los filtros son muy bonitos, pero son comida para Google, utiliza los más importantes para SEO y el resto trabájalos en Ajax para ayudar a tus usuarios y ahorrarte un buen susto en el futuro.”

Productos

Donde ponemos los artículos pertenecientes a categorías y subcategorías:
“Bufandas de Hogwarts”, “Varita de sauco”, “Peluca de Harry Potter”… De cara al posicionamiento, nos interesa que las páginas con más tráfico sean las que más cerca están del funnel de compra, es decir, categorías, subcategorías y fichas de producto:


Porque, para el viaje del consumidor, lo interesante en SEO es dividir el tipo de tráfico por las intenciones de búsqueda (información / decisión / transacción) y enviarlo a distintas partes de nuestra tienda online, por ejemplo:


Por cierto, hablando de las fichas de producto (y, de rebote, de las categorías), es importante que mantengas un control de stock (lo comentábamos antes), cambios de estado del producto (activado/desactivado), cambios de temporada…

Es importante que la ficha de producto tenga stock, que el producto esté activado, que el producto exista ( no esté eliminado después de terminar la temporada y se te haya pasado redirigirlo…) para que los usuarios no entren y salgan pitando de la ficha de producto, algo que puede afectar al rebote y al dwell time (el tiempo que pasa entre que un usuario hace clic en un resultado de Google y vuelve a la página de resultados).

El estado del producto y su stock pueden afectar al rebote y al dwell time

A día de hoy, no hay declaración oficial de Google diciendo si el dwell time es un factor de ranking o no, pero sabemos que todo lo que sea UX o calidad del contenido en base a la query del usuario es importante, por lo que podemos hacernos una idea.

«Podría decir lo básico, de asegúrate de tener la AI que se adapte a la mayoría de los modelos mentales de tus compradores (mediante card sorts abiertos y cerrados y validados posteriormente con un tree test) y luego mediante keyword research que se indexe sólo lo necesario y bla bla… Pero hay algo que la mayoría de ecommerce se olvidan de hacer, y es para mí la mejor forma de no sólo tener mucho más tráfico orgánico, si no de vender más y mejor.

Ahí va: Pregúntate si un usuario sin información previa de un producto sería capaz de comprarlo directamente desde las páginas de categoría sin pasar por su ficha. ¿Resuelves todos los FUD (Fear, Uncertainty and Doubt)? ¿incluyes la info básica decisora intrínseca y extrínseca de cada producto?

Para ello tenemos muchos mecanismos que, usados inteligentemente, nos darán muchas alegrías. Como por ejemplo: guías de compra de cada tipo de producto (a veces mejor en vídeo que en texto) , mostrar condiciones de estado y envío desde el principio, posibilidad comparar desde el grid, badging, vista rápida, hovers con más info…

Como veis, esto no va de «añadir más texto» a las categorías, va de incluir información de valor que no tiene por qué ser texto. Con esto construirás unos padres tan fuertes, que harás que los hijos (subcategorías, facetas indexables y fichas) suban en orgánico como la espuma. Además, con esto evitaréis el pogo-stick de categoría a ficha y convertiréis mucho más.

Este es uno de los mejores «tips» de SEO para ecommerce que puedo dar. Siento si esperabais un quick win, pero los quick wins no existen, son los padres: P»

Facetas

Son los filtros no indexables que sirven para delimitar, presentar u ordenar las búsquedas:

● ¿para qué edad es?

● rango de precios

● ordenación de más barato a más caro

● paginar los productos de 10 en 10, de 20 en 20…

Te aconsejo orientar las facetas a resolver dudas que pueda tener el usuario.
Por ejemplo, en una tienda de ropa para bebés, puedes tener facetas como:
“meses del bebé”, “género (niño/niña)”, “material (100% algodón…)”, “marca”, “precio”, etc.

“Un aspecto importante con ecommerce que generan numerosas facetas es comprobar en esas facetas el % de productos totales que muestran similares a otras facetas del mismo cluster.
Con esto trabajaríamos la similaridad y ahorraríamos rastreo cortando paginación, puesto que nos interesaría más rastreo ahí”

Blog

¿Dónde poner textos informacionales? ¿Dónde poner información sobre nuestra empresa que aporte un valor y nos posicione como expertos en lo que vendemos?

El blog es la patita más informacional y de generación de confianza de nuestra tienda online

El sitio donde poner todas estas cosas (y vigilar que no canibalicen con páginas transaccionales) es el blog. El sitio donde captar al cliente en su etapa de “buyer’s journey” ( viaje del consumidor hasta la compra) informacional (estoy buscando qué necesito y viendo qué hay en el mercado) es el blog.

Lo ideal para tu blog es que, a través de temas que puedan tener un recorrido largo, planifiques unos posts con una frecuencia de 2 o 3 a la semana. Haz un buen plan de contenidos.

Por cierto, siempre que puedas, no fíes todos los contenidos informacionales al blog. Lo primero que debemos hacer con esa información es meterla en las fichas de producto para quitar dudas y frenos. Por poner un ejemplo, es mejor que no hagas un post que sea “Benficios del producto XXX”, si no que esos beneficios los pongas en la descripción de la ficha de dicho producto.

Ejemplos de buenos blogs y contenidos para ecommerce son:

● https://due-home.com/blog/

● https://www.textura-interiors.com/blog/

● https://www.masmusculo.com/blog/

“Al diseñar nuestra propuesta de content debemos tener presente la intención de búsqueda de nuestro target y diferenciarla centrándonos en las etapas del buyer’s journey.

Detectar las necesidades, ofrecer soluciones y ayudar al usuario a tomar su decisión es clave para una estrategia de contenidos de éxito.” 

“Hablamos de que el contenido es el rey, pero el rey realmente es el usuario, que lo crea, lo genera, lo difunde y logra que se expanda y se haga viral. Google entenderá que es de interés cuando muchos usuarios realicen la búsqueda de las palabras clave de ese contenido, pero el contenido por sí solo no tiene valor porque no hay personas impulsándolo a que adquiera trascendencia.”

Despliega las preguntas frecuentes o el blog de tu tienda online como una estrategia SEO más. Posiciónate con este contenido para las búsquedas informacionales que hace el usuario en el customer journey y atrae visitas que calidad que te descubrirá ante ellos como marca de referencia en su sector.

Desde aquí, condúceles a la familia de productos o producto que está buscando para lograr la conversión.”

Findability y discoverability

De la mano de la arquitectura de la información y muy amiguita de la UX es la findability.

Encontrabilidad y descubribilidad (ambas marcadas como faltas de ortografía por cualquier corrector ortográfico) son dos patas de UX básicas en una tienda online. Y si son importantes para UX, lo son para el SEO

La findability es un valor según el cual los usuarios pueden encontrar fácilmente un contenido o una funcionalidad que asumen que está presente en una página web. En el caso de una tienda online, podríamos estar hablando de una categoría o de un producto en particular. Por poner un caso extremo, si entro en FNAC y no soy capaz de encontrar la sección de portátiles, la findability es horrenda.

Prima hermana de la findability es la discoverability, que podríamos definir como un valor según el cual los usuarios encuentran un nuevo contenido o una nueva funcionalidad en la web que antes no sabían que existía. Por ejemplo y volviendo a una tienda online, podría ser el encontrar un comparador de productos: ¡anda, no sabía que existía antes, voy a probarlo!

Ambos aspectos, findability y discoverability, son críticos a la hora de proporcionar una buena experiencia a nuestros usuarios. Según la primera ley del ecommerce, si un producto no se puede encontrar, no se puede comprar. ¿Quién acuñó esa ley? No tengo ni idea, no soy médico. Pero esa perogrullada cabe recalcarla puesto que algunos no se dan por aludidos y le proponen auténticos laberintos al usuario a la hora de encontrar los productos que buscan.

La findability está directamente relacionada con un aspecto muchas veces olvidado y del que acabamos de hablar, la Arquitectura de la Información.

“La mayoría de marcas están obsesionadas con las ventas, y deberían estarlo por la Experiencia de Usuario. Una venta no te garantiza una buena User Experience. Sin embargo, una buena Experiencia de Usuario sí te garantiza a corto, medio o largo plazo, una venta.

Y cuando hablo de Experiencia de Usuario, no me refiero al offline únicamente. En esta Era Digital en la que vivimos, muchas veces la UX empieza, por ejemplo, por el diseño web de una página y su usabilidad. Además, nos olvidamos de que la Experiencia del Usuario no termina nunca. “

¿Qué buscamos con la findability?

Pues, básicamente, que el usuario encuentre el producto que busca . Facilitarle la vida a los usuarios de nuestros site y facilitárnosla a nosotros. Os fliparía saber la cantidad de tiendas que no venden ciertos productos simplemente porque los usuarios:

■ No los encuentran

■ No saben que existen dentro de la tienda (es decir, que se venden ahí)

Es importante recalcar que lo que buscamos es que el usuario encuentre el producto/información que busca y no otro